domingo, 11 de octubre de 2009

LEUCEMIA

es un grupo de enfermedades malignas de la médula ósea (cáncer hematológico[1] ) que provoca un aumento incontrolado de leucocitos (glóbulos blancos) clonales en la médula ósea, que suelen pasar a la sangre periférica aunque en ocasiones no lo hacen (leucemias aleucémicas). Ciertas proliferaciones malignas de glóbulos rojos se incluyen entre las leucemias (eritroleucemia).

Características
La principal característica de las leucemias agudas es la presencia de un "cese madurativo" de las células de línea mieloide (LMA) o Linfoide (LLA) con blastosis en médula ósea (superior de 20% de celularidad no eritroide según la OMS). Dado que todavía queda hematopoyesis normal residual, puede verse en sangre periférica la existencia de un "hiato leucémico", es decir, presencia de formas inmaduras en sangre periférica y formas maduras pero con ausencia de elementos intermedios.


En las leucemias crónicas, la principal característica morfológica es la no existencia de dicho hiato leucémico, ya que no existe stop madurativo, permitiendo secretar a la sangre células maduras, y su curso clínico suele ser indolente.



TIPOS
Leucemia linfática aguda
La leucemia linfática aguda (linfoblástica), una enfermedad que puede poner en peligro la vida, hace que las células que normalmente se transforman en linfocitos se tornen cancerosas y rápidamente reemplacen a las células normales que se encuentran en la médula ósea.Las células muy inmaduras que normalmente se transforman en linfocitos se tornan cancerosas. Estas células leucémicas se acumulan en la médula ósea, destruyendo y reemplazando células que producen células sanguíneas normales. Se liberan en el flujo sanguíneo y son transportadas al hígado, al bazo, a los ganglios linfáticos, al cerebro, a los riñones y a los órganos reproductores, donde continúan creciendo y dividiéndose. Pueden irritar la membrana que recubre el cerebro, causando meningitis y pueden causar anemia, insuficiencia hepática y renal y dañar otros órganos.
Leucemia mieloide aguda
La leucemia mieloide aguda (mielocítica, mielógena, mieloblástica, mielomonocítica) es una enfermedad potencialmente mortal en la cual los mielocitos (las células que normalmente se transforman en granulocitos) se tornan cancerosos y rápidamente reemplazan a las células normales de la médula ósea. Las células leucémicas se acumulan en la médula ósea, destruyendo y reemplazando a las que producen las células normales de la sangre. Son liberadas en el flujo sanguíneo y transportadas a otros órganos, donde continúan creciendo y dividiéndose. Pueden originar tumores pequeños (cloromas) en la piel o bajo la misma y provocar meningitis, anemia, insuficiencia renal y hepática y dañar cualquier otro órgano.


LEUCEMIA PROMIELOCITICA AGUDA
Esta afecta a las celulas promielociticas . Sus caracteristicas morfologicas son blastos mieloides, serie granulocitica con maduracion superior al 10% su diagnostico es el hemograma y la aspiracion de medula osea. sus caracteristicas citoquimicas son MPO, negro sudan y cloroacetatoestera.



LEUCEMIA MONOCITICA AGUDA CON MADURACION
Esta afecta a la linea monocitica y sus caracteristicas morfologicas son citoplasma azul, basofilo con granulacion y su diagnostico es el hemograma y aspiracion de medula osea , su caracteristica citoquimica es la esterasa.





LEUCEMIA MEGACARIOBLASTICA AGUDA
Esta afecta a las plaquetas, su caracteristicas son blastos de mediano a gran tamaño, con nucleo redondo, o indentado con 1-3 nucleos, citoplasma basofilo, su diagnostico es CSC, biopsia, aspirado de medula osea y sus caracteristicas citoquimicas son SNB,MPO,PAS, fosfatasa acida , esterasa.




Leucemia linfática crónica
La leucemia linfática crónica se caracteriza por una gran cantidad de linfocitos cancerosos maduros (un tipo de glóbulos blancos) y por un agrandamiento de los ganglios linfáticos. Los linfocitos cancerosos maduros aumentan en primer lugar en los ganglios linfáticos. Luego se extienden hasta el hígado y el bazo, que comienzan a agrandarse. Cuando estos linfocitos invaden la médula ósea, expulsan las células normales y producen anemia y una disminución de glóbulos blancos normales y de plaquetas en la sangre. La leucemia de células B (leucemia de linfocitos B ) es el tipo más frecuente y constituye casi las tres cuartas partes de todos los casos de leucemia linfática crónica. La leucemia de células T (leucemia de linfocitos T) es menos frecuente. Otros tipos incluyen el síndrome de Sézary (leucemización de la micosis fungoide ) y la leucemia de células peludas, un tipo raro de leucemia que produce un gran número de glóbulos blancos anormales con unas proyecciones características que se aprecian al microscopio.
Leucemia mieloide crónica
La leucemia mieloide crónica (mielocítica, mielógena, granulocítica) es una enfermedad en la cual una célula que se encuentra en la médula ósea se transforma en cancerosa y produce un número elevado de granulocitos anormales (un tipo de glóbulos blancos).
La mayoría de los granulocitos leucémicos se origina en la médula ósea, pero algunos son producidos en el bazo y en el hígado. Estas células pueden ser desde muy inmaduras a maduras, mientras que en la leucemia mieloide aguda sólo se observan formas inmaduras. Los granulocitos leucémicos tienden a eliminar las células normales de la médula ósea, a menudo formando grandes cantidades de tejido fibroso que reemplaza a la médula ósea normal. Durante el curso de la enfermedad, los granulocitos inmaduros entran cada vez más en el flujo sanguíneo y en la médula ósea (fase acelerada). Durante esta fase se desarrollan anemia y trombocitopenia (número escaso de plaquetas) y la proporción de glóbulos blancos inmaduros (blastos) aumenta bruscamente y de manera espectacular
FORMAS DE PRESENTACION
Algunas de sus manifestaciones clínicas más importantes son:
Compromiso del estado general: decaimiento, falta de fuerzas, inapetencia, baja de peso importante.
Fiebre que dura varios días sin una causa aparente, sudoración nocturna, escalofríos.
Dolor o sensibilidad ósea, dolores articulares y de extremidades.
Hemorragias frecuentes sin motivo aparente, por ejemplo, sangramiento anormal de las encías o de nariz.
Petequias (Manchas pequeñas de color rojo por extravasación sanguínea) o Hematomas sin haber tenido algún golpe.
Palidez de piel, interior de la cavidad oral o de los párpados.
Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos.
Aparición de masas o crecimientos anormales de órganos abdominales como el bazo y el hígado, o aparición de masas que crecen en otras partes del cuerpo.
Alteraciones de los exámenes sanguíneos (Hemograma, VIH, etc.).

Diagnóstico
Los análisis de sangre comunes, como el recuento completo de células sanguíneas, pueden proporcionar la primera prueba de leucemia. El número total de glóbulos blancos puede ser bajo, normal o elevado, pero la cantidad de glóbulos rojos y plaquetas casi siempre es bajo. Lo más importante es que al examinar al microscopio las muestras de sangre se observan glóbulos blancos muy inmaduros (blastos). Puesto que normalmente no se observan blastos en la sangre, su presencia es suficiente para diagnosticar leucemia. Sin embargo, casi siempre se realiza una biopsia de médula ósea para confirmar el diagnóstico y determinar el tipo de leucemia




TRATAMIENTO
La leucemia se puede tratar de cualquiera de la manera siguiente:
Quimioterapia - ayudas para matar a las células de la leucemia usando drogas anticáncer fuertes
Terapia del interferón - para retardar la reproducción de las células de la leucemia y mejorar el sistema inmune
Radioterapia - las altas cantidades de radiación de la energía se utilizan para matar a las células del cáncer
El trasplante de la célula de vástago (SCT) - se hace para permitir el tratamiento con la alta dosis de la radioterapia de la quimioterapia y
La cirugía - se hace principalmente en dos casos, para el retiro del bazo agrandado o para el propósito de instalar un dispositivo venoso del acceso (retirar muestras de la sangre y dar medicinas)

Transplante de medula osea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada